4 de marzo de 2012

De finales, de conversaciones y de reencuentros...

I Wish I Knew (How It Would Feel To Be...) by Nina Simone on Grooveshark(con este mensaje y esta música todo parece un poquito mejor)


A veces los finales se acercan de puntillas y silenciosos, truncan la historia de repente. Otras, envían avisos de llegada, que no siempre vemos o queremos ver. El caso es que los finales llegan, nos abrazan y entonces creemos morir. O renacer. Según el caso. Necesitamos justificar qué sucede para explicarnos a nosotros mismos porqué nos está doliendo el alma ahora mismo. Es la necesidad de mirar atrás, de hacernos preguntas y encontrarles respuestas; de reconstruír la historia para poder hacer el duelo o la fiesta merecida. Para poder cerrar esa fase: emergiendo de nuevo, si es posible o, dejando que aquello naufrague definitivamente. La necesidad de dejar atrás esa etapa a la deriva transitoria e interrogante que se tambalea entre el reencuentro o el definitivo adiós.



Hay conversaciones esclarecedoras, que de repente... uuuuuuuuuuuuuuuuuu... impactan en tu mente y, se cuelan hasta lo más profundo de tu ser. Capaces de hacer clic para que salte el resorte, se produzca el giro y entonces, ver de forma clara la senda a seguir. Inesperadamente surge una señal que te indica la dirección. Se resume un mensaje en el aire que llega desde el otro lado, tras una larga conversación llena de escucha, de vaciado de escombros, de apoyo y perspectivas renovadas, y de risas que ponían a todo aquello un tono más claro: "Tú sabes que siempre me tendrás aquí, sin límites. Te quiero mucho, lo sabes." Cuelgo el teléfono con la sensación mitad alivio, mitad agradecimiento. Gracias a Nosequién por habernos cruzado en esta vida. Gracias, gracias, gracias. Son esas conversaciones que te encuentran contigo mismo, porque esa persona que hablaba ha dejado mucho en mi, y también se ha llevado algo de mi mejor parte. Por eso sabemos dónde encontrarnos por mucho que el tiempo pase, por mucha distancia que nos separe. Nuestros códigos nunca se dispersan. (y se escuchaba al corazón saltando, "viva, viva, viva!")



Los reencuentros tienen lo especial de poder transportarte, de llevarte a lo esperado o a lo inesperado. Los reencuentros tienen algo de la última vez, el punto de referencia, y por supuesto, de lo nuevo, el aquí y ahora frente a frente. Decía: "Tienes los ojos de llorar, yo no los recordaba así". Encuentros que son sorpresas o encuentros que son planes. Tras las miradas que se encuentran a lo lejos, las sonrisas que se saludan mientras se acercan y, el enorme abrazo anticipado desde el aire, ahí los relojes se estancan. Comienza una conversación que se prolonga ajena a todo lo demás, capaz de llenarlo todo. Definitivamente el tiempo parece haberse detenido. Todo se va aclarando, tomando forma. La risa sacude el alma. Hasta el color de estas letras se va aclarando a un gris cada vez más claro... Hay encuentros que te encuentran contigo mismo.



24 comentarios:

  1. Cierto!! Hay personas que nos hacen ver la vida distinta y nos dan ésa tranquilidad con la que da gusto vivir la vida. Ojalá que a ésas personas nos las reencontremos siempre!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa ,
    interesante entrada!!
    feliz domingo .
    besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  3. Que bonito lo que has escrito hoy! y qué cierto es que hay personas quw hacen que nos sintamos bien...y que de alguna manera son pase lo que pase, incondicionales, pero sabiendo también ponerte en tu sitio cuando lo tienen que hacer..
    Me estoy leyendo un libro que habla de esas personas.."los llama los amarillos!
    Se llama el mundo amarillo de Alberto Espinosa...super recomendable!!!!!!!!!me está encantandoo!!!!!!!
    bsoososososos

    ResponderEliminar
  4. Estos son los posts que hacen que este blog tenga tanto encanto, sólo puedo leerlos aquí. Los finales a veces son renacer, como tú dices, hay que verlos así. Y esas conversaciones y esos encuentros son los que nos dan vida. Bicos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4/3/12 18:35

    Que bonito!te llamo esta noche.un besazo con mules y perro apaleao jaja
    ST

    ResponderEliminar
  6. El Drac: Desde luego, hay algunas personas que son las que hacen que esta vida merezca la pena. Mua!

    Duendes: Muchas gracias! Supongo que todos podemos encontrarnos en estas líneas. Feliz domingo para ti también. Mua!!

    Mentalhesitation: Gracias guapa!! Sí, me lo he leído hace unos meses y la verdad es que me ha gustado, vivan los amarillos, creo que he conocido a alguno que otro, jeje. Muuuuaaa!!

    Helena: Vaya! muchas gracias! todo un halago! A mi me encanta encontraros por aquí. Sin duda, dan vida y... la hacen mejor!!jeje. Mua!!

    ST: :)) Sí, hablamos! Muy buena, jajajajaja... Chin-chin!! bueno, no debería de decir eso, jeje. Mua guapa!!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el texto, la primera foto y la canción!
    A raíz de leer tu entrada pensaré que con cada final habrá un renacer, me parece preciosa la idea.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Nina, eterna. Los finales pueden ser destrucción o renacimiento, pero como hablábamos, tras la destrucción siempre llega el renacimiento. Yo creo que había un corazón saltando del otro lado que también decía viva, viva, viva! Todo se aclara, todo. Y esos encuentros lo aclaran todavía más, no era sueño.

    ResponderEliminar
  9. Egoitz: Sí, es total!! me pareció muy ilustrativa. Mua!!

    Imaginativa: Gracias guapa! Sí, ¿acaso no es una buena forma de verlo? renacer... ;) Mua!!

    Paul: Eterníiiiiisima. ¿Sí? ¿tú crees que había otro corazón saltando? yo también lo creo!!jeje. Encuentros que son en sí mismos maravillosos. Muuuuaaaa!!!

    ResponderEliminar
  10. más conversaciones, y menos finales rollazo. Que las princesas no pueden tener finales malos. Y sobretodo, muchos encuentros ;) Es el tiempo de renacer, nos toca dejarnos llevar. A ver quién nos para!! Pásalo bien mañana... bueno, y pasado!jejjejejeje, un beso guapi

    ResponderEliminar
  11. Los reencuentros están llenos de una energía fresca y vital. Y cuando llegan se viven cómo esos momentos qué nos hacen vivir la vida cómo algo magnifico lleno de cosas indescriptiblemente buenas. Precioso sentir el qué me has dejado leyendo tus letras. Preciosas!!! buena lectura el libro de los amarillos;). Muak

    ResponderEliminar
  12. Final es renacer, sin duda. Una forma optimista de verlo. No ha cambiado el envase ni la esencia. Estoy con el corazón, viva, viva, viva!! Esos encuentros nos encuentran con los demás y con uno mismo, por eso el tiempo se detiene. No woman, no cry...

    ResponderEliminar
  13. Julia: Claro que sí, las princesas no pueden tener malos finales, así que nos dejaremos llevar, si es lo que toca. Te mantendré al tanto, jajajaja. Gracias por todo. Mua guapa!

    Lamohino: Gracias! para mi siempre un placer que vengas por aquí. Sí, sin duda, nos hacen sentir cosas merece la pena ser vividas, así que brindemos por los encuentros que nos encuentran!jeje. Mua!!

    Fer: El envase ha cambiado bastante y de la esencia queda lo imprescindible, bueno, lo que tiene que quedar, jajajaja. Hay cosas que nunca cambian, no? Lástima que no se pueda detener de verdad para poder aprovechar todo ese perdido :) Woman smile... Mua!!

    ResponderEliminar
  14. No solo es lo bonito lo que nos cuentas, sino como lo haces. Esas sensaciones que nos trasmites,lo que nos cuentas, y a veces parece que estás leyendo mis pensamientos. Un besote y que gusto llegar siempre a tu sofá.
    Te dejo una palabra:
    cariño

    ResponderEliminar
  15. guauuu!!,me han encantado estas reflexiones. La vida está llena de puntos y aparte que son sólo puntos y seguidos, de blancos y negros que hacen que nos olvidemos que hay tonosl grises, y, sobretodo, de gente que nos hace ver la vida de color de rosa.

    Gracias por ayudarme a recapacitar al respecto.

    ResponderEliminar
  16. Rose: Muchas gracias Rose. Por tus visitas a este sofá, por tus palabras, por tu cariño. Gracias por la palabra. Mua!!

    Sese: A mi me encanta que hayas venido a verme ;) Claro que sí, todo es un gris, y sí, ¿qué seríamos sin esos que ponen color rosa a nuestros días? Mua!!

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6/3/12 22:16

    ola podias hablar sobre la crisis o sobre la guerra en afganistan , o sobre el aburrimiento , sobre la bioquimica ,sobre la antropoogia , o soobre la ciencia de reflesiologia .

    ResponderEliminar
  18. Los reencuentros voluntarios suelen ser maravillosos... los involuntarios, no, je.

    Leyéndoyte me has hecho oensar en mi dificultar para cerrar etapas. En fin, tengo que hacer más ejercicio interior aún, madre mía. Qué difíciles son los finales.

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo: muchas gracias por los temas anónimo, de crisis hemos hablado hace poco, hay un post reciente. Mua!!

    Miss Sunshine: Sí, esos son los mejores, jeje, los voluntarios. Es que cerrar siempre cuesta, pero al menos poder cerrarlo, creo que es mucho peor dejar la puerta entreabierta, eso sólo trae dolor. Los finales son difíciles pero hay que saber llevarlos porque sino no habrá un nuevo comienzo, nos quedaremos atrapados en el final: lo peor que nos puede pasar Mua!!

    ResponderEliminar
  20. AMO ESTA ENTRADA!! :) es que no puedo parar de leerla... un placer haber coincido contigo en esta vida... siempre para lo bueno y lo no tan bueno tendras una amiga en mi... necesito repetir lo de ayer, ya te echo de menos! un besito enorme enorme enorme de esos que curan todos los males... :)
    me quedo con esta frase:
    "El caso es que los finales llegan, nos abrazan y entonces creemos morir. O renacer. Según el caso. Necesitamos justificar qué sucede para explicarnos a nosotros mismos porqué nos está doliendo el alma ahora mismo." y es que, porque dolera el alma?

    ST

    ResponderEliminar
  21. ST: Ooooo... la he leído y no pude responder en ese momento, así que ahora que respondo y la vuelvo a leer... aaaaay... qué vida esta! Sí, ha estado bien, si hubiese otra vida me gustaría volver a coincidir, sin duda. Sí!!!! esto hay que repetirlo, más a menudo, jeje. Otro de esos mmmuuuuuuaaaaaa!!
    ¿por qué dolerá el alma? porque el corazón tiene que encargarse de latir y el alma está para soportar, para dejarse doler.

    ResponderEliminar
  22. Qué bueno que seas capaz de ver el vaso medio lleno. A mí nunca me pasa. Siempre me fijo más en lo que he perdido que en lo que he ganado. No puedo sentirme satisfecho por algo grato que he perdido. Ha sido el fin de algo que me elevaba. Quizá mejor dejarlo hundirse para siempre y luchar por encontrar el imposible, esto es, un sucedáneo de lo que he vivido. Y si la vida me quiere premiar, alguna sorpresa me deparará que sea capaz de borrar lo anterior. No sé si me he salido del tema, probablemente sí. Quizá esté marcado para el resto de mi vida.

    ResponderEliminar
  23. Sbm: si lo has perdido (o se ha ido) es por algo, no cabe duda de que a veces nos duele mucho perderlo pero seguro que algo positivo habrá acompañado a esa pérdida. Todo termina, y si lo ha hecho en un momento concreto es por algo. Mua!!

    ResponderEliminar

Cuenta lo que quieras, recuerda que esto es "un sofá para hablar"...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails