1 de febrero de 2012

Los bloggers tienen la palabra: PROMESA

Between the cheats by Amy Winehouse on Grooveshark
Llego con un día de retraso porque las veinticuatro horas de ayer no dieron para más. Antes de nada, deciros lo mucho que me han gustado las palabras que sugeríais para el post de "Los bloggers tienen la palabra" de la semana anterior. Me habéis impulsado a leer mi propio texto desde otra perspectiva. Ver cualquier cosa desde otra perspectiva siempre es enriquecedor. Inconformismo e individualismo han quedado empatadas. Inconformismo que invade y mata poco a poco lo que se va encontrando. A mi, personalmente me han gustado mucho otras dos: relación y amantes. Relación como vínculo que conjuga a los componentes. Esos amantes sumergidos, secretos y arrebatadoramente carnales. ¿Desempatamos?  Mientras, aquí y hoy, PROMESA.


Hablan de un juicio. Hablan de la memoria histórica. Hablan de un juez. Y no me quedo con eso. Habla una mujer mayor de pelo blanco, con una voz que parece quedarse sin aire. Cuenta cómo mataron a su madre en el ´36 cuando ella tenía seis años, comenta que la desnudaron y echaron la ropa hacia unas zarzas. Narra la búsqueda del cuerpo durante toda su vida, ahora tiene ochenta y dos años. Y habla de una promesa. La promesa a su padre, antes de su muerte, de continuar la búsqueda. La promesa de encontrarla y poder, por fin, decirle adiós. Porque quizás la búsqueda, el encuentro y la promesa cumplida será como encontrar bajo esa tierra un pedazo de cielo.   


Me he prometido un baño caliente y largo. Me he prometido un tiempo de mente en blanco. Una promesa de quietud y relax. Las promesas con uno mismo, a veces, son las más difíciles de cumplir. Hay momentos en los que uno promete, a sí mismo o al otro, tantas cosas mientras sueña despierto o piensa en voz alta que no es ni consciente de toda la ofrenda. La esperanza siempre promete; miedos y pereza serán decisivos en el cumplimiento. Lo peor de la promesa es que puede volverse correa que nos ata a la frustración de ver todo lo que no hemos hecho. 


La promesa puede ser augurio, una señal que llega para decirnos algo. Para ellos, este año promete ser el gran año, el año del dragón que comienza con sus esperadísimas gemelas. Cada nacimiento es una nueva promesa. (y es que de golpe, somos dos más en la familia). Promesa puede ser ofrecimiento o garantía. Pacto quizás. Unas flores o el mar entero. Mi tiempo y mis ganas. Una carta mientras me despido en un aeropuerto. Promesa de una espera, de un nuevo encuentro, allí o allá, con el lugar y la fecha todavía incógnitos pero encontrarse de nuevo y por supuesto, mejorados. Promesa siempre habla de voluntad y compromiso. Y el compromiso no es más que la promesa con el otro, ese pacto del que hablábamos. Hay promesas que se hacen sin palabras, ni firmas, ni cuños. Esos compromisos libres, lejos de la palabra obligación. Así deberían de ser todas las promesas, desde el deseo y las ansias de cada uno. Las promesas siempre esperan ser cumplidas y, hay que cumplirlas hasta el final. Siempre. 
                                                                                           


La palabra la deja Ojizarka. Con la promesa de que un martes más exista la palabra. Gracias. Prometo más martes mientras existan las palabras y vosotros.

14 comentarios:

  1. Me gusta esa palabra Estrógena, promesa,suena bien, a compromiso, a lealtad, a verdad, a intenciones...
    Es cierto, las promesas mas difíciles de cumplir suelen ser con un@ mism@, qué gran verdad.
    Te dejo una palabra que me retumba en la cabeza estos días: cansancio, hastío.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Realmente las promesas más difíciles de cumplir son las que nos hacemos a nosotros mismos y las que más frustración crean.
    Un abrazo!
    http://ventana-alvacio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Si las promesas han de ser libres, sin estar sujetas a obligación, y HAY que cumplirlas hasta el final, entonces ya no son libres.
    La promesa es una cadena siempre. SIEMPRE. Y una cadena es mucho más frágil de lo que parece.

    Pusu.

    ResponderEliminar
  4. Rose: Ya me habías dejado la palabra hastío... ooooo... una promesa de despedir al cansancio. Mucho ánimo. Mua!!

    Inma:Sí, supongo que a veces terminamos cumpliendo por los demás pero uno consigo mismo no tiene siempre la autoridad necesaria. Mua!

    Sbm: Libres desde el punto en que deben de salir de ti, de tu deseo y de tu voluntad. No debes de prometer por obligación, ni obligar a prometer. Las promesas están sujetas a tu deseo, entonces hay que cumplirlas hasta el final. Y sí, claro que es cadena, es lo que te une con tu voluntad, pero nunca tiene que ser correa que te ate con lo que no deseas de verdad. Mua!

    ResponderEliminar
  5. Despues de leer esta entrada me doy cuenta de que la palabra promesa es fuerte y densa, como comentabas la promesa mas dificil es la que nos hacemos a nosotros mismos quiza por falta de voluntad, pero en todo caso no es una palabra para tomarla ni decirla a la ligera. Un beso. Ana.

    ResponderEliminar
  6. Jabonera: Fuerte y densa, sí... las promesas pesan y mucho. Mua!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3/2/12 14:45

    siempre que las promesas valgan y sean sinceras tienen valor... cuanta promesa hay sin cumplir? cuantas promesas se han quedado por el camino?.
    Como siempre me encanta tu entrada, preciosa.
    Un besito guapa
    ST

    ResponderEliminar
  8. St: cuántas sin cumplir? cuántas en el camino? incontables... pero iremos poco a poco recogiéndolas porque todas están esperando ser cumplidas ;) Muchas gracias guapa! muuuuuuuuuuaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3/2/12 15:32

    me estoy muriendo de la gripe... mañana te llamo yo y te doy el parte medico que estoy que no puedo ni conmigo misma! un besazo y gracias por tu llamada.

    ST

    ResponderEliminar
  10. Ante todo, se q esta entrada está hace unos días pero el tiempo se escurre entre mis dedos. Gracias por un texto tan maravilloso a la palabra dada. Te has expresado de fábula.
    Y es que las promesas son algo tan grande... La gente que promete algo, por pequeño que sea, tiene q darse cuenta de q da su palabra y eso no se puede djar pasar como si nada.

    un bso de domingo mañanero ;D

    ResponderEliminar
  11. Ojizarka: Muchas gracias a ti por la palabra, sin la palabra no habría texto, sin vosotros no habría sofá. Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  12. AMANTES!!!!!! yo voto por esa y nadie dice nada al respecto, así que... concedido!!!je, je, je. El caso de la señora me estremeció, duro, muy duro. Igual que esas piernas en una bañera, ¿a quién no pueden estremecer? Prometo que me voy para volver, y volver a irme.

    ResponderEliminar
  13. Decidido entonces... AMANTES! si prometes eso entonces genial, porque sabemos que siempre estarás, e incluso nos dejarás tiempo para echarte de menos, desearte más y mejor, y de nuevo encontrarte será como un premio. Malo, malíiiiiiisimo... jajajajajajajajjajajajajajjajaja... mua!

    ResponderEliminar
  14. De todas las que han quedado, yo también me quedo con amantes, la mejor! Ay, esas promesas con uno mismo... entonces tendremos que cumplirlas hasta el final. un besito!

    ResponderEliminar

Cuenta lo que quieras, recuerda que esto es "un sofá para hablar"...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails