26 de mayo de 2012

UNA HISTORIA REAL

Indestructibles by La Habitación Roja on Grooveshark una canción para este post "Y es que a pesar de todo aún no sé qué es lo que pasó, si tú y yo éramos indestructibles" 


Estoy de vuelta en este sofá. Y con muchas cosas que contar, tantas que no caben en un sólo post. Lo peor es que parece que no caben ni siquiera dentro de mi. Una semana en la que ya no cabe más, ¿por dónde empiezo? Comenzaré por un encuentro codo a codo con cristales de por medio. Para mí ha sido impactante, y ahora pasado el suceso que contaré puedo hablar aquí sabiendo que uno de esos personajes ya no visita este sofá.

Es la historia donde dos que circulan en un coche. Ella estalla, para y sale corriendo enfadada. Él sale corriendo en dirección contraria y se esconde. No pero sí. Sí pero no. Stop. Supongo que sucedía en un momento en el que se les habían agotado las reservas a ambos, el caso es que así sucede pero el cartel no se colgó. Se apagó la tele y nos quedamos sin ver ese emblemático "The End". Y ahora preguntaréis, ¿cómo terminaba la historia? porque no puede ser que haya terminado así. Cuando alguien dice no, se supone que es no, ¿o acaso puede ser sí, quizás, por supuesto...?Cuando alguien dice sí es sí, ¿seguro? ¿Y qué ocurre cuando alguien no habla? ¿otorga o rechaza? pasan los días y uno intenta cerrar aquello, como una autodefensa. Como aceptando el consejo del entierro y el olvido. Uno se siente perdido y acepta consejos varios, cuando el mejor consejo es escucharte, tan sólo escucharte a ti. ¿Quién puede sugerirle a alguien el olvido? El olvido nunca conlleva algo bueno, al final el pasado vuelve en lo reprimido. Se repite. Olvidar por olvidar sólo lleva a reprimirse, porque me temo que no es tan fácil olvidar sólo aquello que deseamos. Por ello, el pasado tan sólo es importante cuando no podemos olvidarlo. Obvio que esta historia no termina así, con la tele apagada y sin cartel. Tras un tiempo de reflexión yo también pensé que terminaría así, que nunca más volverían a verse. Pero sería demasiado fácil un final así, no? La vida nunca pone finales así de este tipo, le gusta dar vueltas y jugar un poco más. Pasados meses por medio sin comunicación y sin verse, algo hace que ella tenga ahora que pasar por delante de su puerta todos los días. De nuevo, se encontrarán en un vehículo. Pero esta vez, cada uno en uno diferente.


Sentada en el lado derecho me dejo llevar mirando a la nada, del lado izquierdo se incorpora un coche en nuestro mismo camino. Él conduciendo su coche. No quiero ver, quizás con el miedo a un gesto feo por su parte. A mi lado izquierdo, una "angelita" de ojitos que chispean buena energía. Lo señala, no lo conoce. Me mira, mira hacia su coche intentando verle y se ríe diciendo: "Esto es la vida misma. La vida termina haciendo que te encuentres con aquello que dejaste abierto una y otra vez hasta que lo cierres para bien o para mal. Así es.". Y yo me quedo absorta pensando, totalmente absorta. Veo que adelanta la cola de coches y siento alivio de alguna forma. Pienso en que si esto pasase hace meses me hubiese bajado corriendo, y ahora me río pensando en mi impaciencia. Continuamos el camino y ella se ríe y habla. Mi mente no es capaz de descifrar todo lo que me dice. Doble fila. Semáforo rojo. Nos detenemos. Miro al lado derecho y estás ahí. Nos hemos quedado codo a codo. Pienso en aquella vez que nos separaban miles de kilómetros y lo cerca que estábamos. Y sin embargo, en ese mismo instante tan sólo nos distanciaban los centímetros entre el cristal de mi lado y el cristal de la ventanilla de tu coche y, qué lejos estábamos. Qué subjetivas las distancias. Si no hubiese cristales casi podría haber tocado tu cabeza. Han pasado meses desde la última vez que te ví, cerca de este mismo lugar. Miro a la derecha. Te veo. Miras a la izquierda. No logro reaccionar más que para una débil sonrisa. Mi mente se ha paralizado. Tú ni sonrisa, ni saludo. Te quedas impasible. Y miras hacia delante. Yo también vuelvo de nuevo la mirada hacia delante. ¿Sabrás quién soy? ¿Tú eres quién yo creo que eres, verdad? Sí, eres tú. (No entiendo nada) Semáforo verde. Arrancamos ambos. Líneas paralelas. Luego, tú a la derecha y nosotras todo recto. Líneas paralelas... que se bifurcan. Quién sabe si volverán a cruzarse.



Y sí, la historia es real. Podría daros fecha, hora y lugar, pero entonces podríais encontrarnos cualquier día en un semáforo... Y entonces yo me pregunto, ¿qué haríais? (me acaba de surgir la pregunta según escribía, así que lo dejo aquí)


Ahora, vuestros comentarios a toda esta historia... (y a lo que deseéis)  

40 comentarios:

  1. Me quedo yo impactado sólo leyéndolo. Yo también creo que el mejor consejo es escucharte a ti mismo, tras todo lo probado es lo único que funciona, escucharte y hacerte caso. Pues claro que no, yo ya dije en su momento que no era el final, una historia así no tiene un final tan soso, era sólo un parón, los finales son otra cosa. El final hubiese sido que ninguno de los dos mirase al lado, pero hay algo que os lleva a girar la cabeza. Y me dá igual si hay sonrisa o si hay saludo, y hablo por experiencia, que cuando ocurre el encuentro uno a lo mejor no sabe cómo reaccionar. Lo que importa es que uno todavía se gira porque hay cosas que son imposibles de cortar, son eso, indestructibles, por muy incomunicados que estén. Cuando encuentras a un indestructible hay que aprovecharlo y no escaparte de un coche, ni a Noruega, ni al desván de tu casa. Creo que hay muchos que podemos hablar de esto.
    Tu compañera no pudo decirlo mejor, sabe de lo que habla. Y yo sé perfectamente lo que haría: abriros las ventanillas. Un beso (ese no es para ti, es cómo terminaría la historia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que nos has salido madrugador, eh? jejeje. Sí, yo también creo que sí, escucharte a ti mismo, sólo tú sabes todo de ti. Cierto, una larga charla en la que hablamos eso, pero parecen que fuesen mil por todo lo que hablamos. Sí, totalmente cierto, en el momento uno reacciona de forma inconsciente, eso también es lo bonito, no? Y tanto que me hablásteis de eso... los Pablos en general sabéis mucho de eso, jajajaja, anda que... madre mía! Sí, ella es muy sabia, jeje. Bueno, sí, sería una opción abrir las ventanillas, pero lo que decimos, en ese momento uno reacciona como reacciona y más tras tanto tiempo en medio. Ay, eres un último romántico, jajajajajaja... si en el fondo, eres tooooodo corazón. Muuuuaa guapo!!!

      Eliminar
    2. Es que sé que tú llamas madrugar a las 8:30 pero eso no es madrugar, ja, ja, ja, ja... Es que nuestras charlas pueden ser muy densas. Claro que es bonito, pero estas situaciones como pasan por sorpresa pues a veces tampoco eres consciente de a quién tienes delante y qué debes hacer. Sí, los Pablos sabemos mucho de eso, ya te vale!nuestros testimonios tienen que valer de algo. Esto no es ser un romántico, yo algo también puedo hablar de esto de las líneas paralelas, y por eso haría eso, ya sabes que soy directo y esto es lo mejor que podría pasar, a pesar de que aquí nadie me haga caso, que esa es otra, ja, ja, ja, ja. Que tengas un buen día, y no trabajes mucho. Un abrazo

      Eliminar
    3. Es que a mi madrugar no me gusta nada, nada, nada... aunque me he acostumbrado, eh?? Yaaaaa... y tanto que pueden ser densas, jaja.
      Por supuesto que valen de mucho vuestros testimonios, claro que sí, es que no lo decía de broma, supongo que vosotros sí podéis dar opinión, y sí, os escucho, os escucho... Directo tú?? nooooo...jajajajajaja. Buen día para ti también!! bueno, me temo que será lo que toque. Muuuuaaaaaa!!!!!

      Eliminar
  2. ¿ por donde empezar? es que leo el comentario de pablo y solo me queda decir... lo has clavado! :)
    yo bajaria esas ventanillas porque queda algo pendiente... y las puertas se abren y se cierran pero nunca se dejan a medias... :)
    Precioso texto... si es que tienes razon... las distancias son tan subjetivas y las casualidades... yo creo que las casualidades no existen...creo en el destino, en el " tenia que ser asi".
    De vosotros depende las ultimas decisiones, los ultimos pasos... que los caminos sean paralelos y separados o de la mano... solo vosotros, tu y el, teneis la solucion ( para bien o para mal).
    De todas maneras como diria mi madre... si esta de dios, esta. Yo no escogi encontrarme con borja en un bus... pero el destino nos unio y no nos dejo separarnos... yo no escogi ir en tu misma clase... y me ha dejado el destino en eso la mejor de las compañias y de las amistades :)
    Piensa en ti, medita, ten paciencia, date tiempo y despues... actua. Vales tu peso en oro, no lo olvides!
    Un besazo estrogena
    ST

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje... es que Pablo es uno de esos últimos románticos, como le digo en su comentario. O quizás es que sabe de lo que habla... Otra que bajaría las ventanillas, jajajaja, anda que vaya dos os fuisteis a juntar, jajajaja.
      Sí, las distancias tan subjetivas, y las casualidades tan caprichosas, verdad? Sí, tenía que ser así, puede que sí... porque ocurrieron ciertas casualidades para que todo eso sucediese. Claro, desde luego, sólo ellos dos saben todo, todo, todo. Eso me suena, jajaja, mucho a madre, lo que está para ti no te lo lleva nadie.
      Tú no escogiste ir en mi clase, pero yo sí que escogí el pupitre de tu lado, jeje. Gracias guapa!! Todo eso ya está hecho, parece mentira que me lo digas tú, jajaja. Gracias ST!!!
      Muuuuaaa guapa!!!!

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Sonrisa bonita!! sí, yo estaba allí :D y ya te dije allí en el momento que eso tú sabrías contarlo como nadie, con tu estilillo. Y yo tenía que comentarlo porque no todos los días una está en un blog tan chulo como este. Gracias, tengo que decir que me encanta, esto tiene un rollo especial, como tú. Una angelita eres tú. Y claro que sí, la vida misma tía, ya te lo decía, sólo queda dejarse llevar. Con ese viajecito que te has dado, un concierto de los poperillos esos que te gustan, una noche de jueves en Santiago. Y ahora conmigo partiéndote de risa todo el día, y con las buenas "opciones" que yo te doy, porque no las aceptas que sino... Ves, estás como quieres, con tu alegría y tu buen rollo seguro que ves todo diferente ahora. Es lo que yo te digo, la etapa de transición a un reencuentro o a una cosa mejor, pero esta claro que aquel día se me olvidaron las zapatillas por algo, sino no hubiésemos pasado por allí en aquel justo momento y no coincidiríamos. Esto es la vida, y lo que queda... Haría lo mismo, y sin conocerlo sigo diciendo que esto es el karma, así que prepárate :D
    Un beso chuli! no sabes lo que echaba de menos tus risas, el trabajo contigo es menos trabajo.
    Tu enanita de circo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, pero si estás aquí!!! qué gracia e ilusión cuando te he leído!! si es que nuestra energía fluye de maravilla, jajaja. Si, estabas, doy fé, me alegro, porque así podré saber que era verdad, que estas cosas suceden de veras por increíble que parezcan... Nada, gracias a ti por tantas risas y buenos momentos que me traigo a casa cada día. Pues nada, a dejarse llevar... Sí, con risas todo se ve diferente, que nos lo digan a nosotras, verdad?jajaja. Cierto!no lo pensé hasta ahora pero sí, tus zapatillas por las que tuvimos que dar vuelta atrás y mira porque era...
      Ay! tú y el karma, las vibraciones, las energía, el destino... sois uno.
      Otro enorme para ti linda!! oooo... yo también. Si es que hacemos un gran equipo, jajaja. Disfruta mucho!

      Eliminar
  4. Precioso texto, un placer como siempre leerte, me quedo con varias frases y reflexiones. La distancia es como el tiempo, algo totalmente relativo. Te diré que yo no creo en las casualidades, confío en que las cosas ocurren por algo, aunque a veces es difícil darse cuenta.
    Un abrazo fuerte

    http://ventana-alvacio.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! ¿qué tal todo? ah! me he acordado de ti el otro día, te debo un mail :) Sí, totalmente relativo, cada uno lo sentimos de una forma. Sí, supongo que a veces se dan tantas vueltas que no es fácil ver porqué ocurren ciertas cosas. Otro guapa!!

      Eliminar
  5. buaaaaaa... noooooo!!!! non pode ser!! se é que as cousas máis surrealistas pasan no día a día. Eu xa o dixen e seguireino dicindo, todo pasa por algo. Eu tamén creo que é o karma ou o destino pero antes ou despois hai un encontro no que se aclara todo, as cousas pasan porque estaban para pasar así. Mira que tes exemplos, e últimamente aínda máis. Tiñas que pasar por alí en ese momento e él tamén, bueno, pois nada, o mundo é moi pequeno e as liñas paralelas aínda que parezca imposible poden cruzarse máis de unha vez. Un bico Lu! véxote pronto, aproveita para relaxarte de toda esta semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supoño que o surrealismo é a realidade en sí mesma. Todo pasa por algo, ¿cantas veces puiden oir iso? jajajaja, e supoño que ó mellor hai parte de razón en iso. Sí, bueno, pode que últimamente vexa máis, jajaja. Outro para ti!! siiiii, aproveitei que o necesita, totalmente renovada para empezar a semana :)

      Eliminar
  6. Dios es increíble...Pues yo por experiencia propia hubiese bajado la ventanilla y hubiese intentado hablar con él, ya que mo hay peor cosa que quedarte con el "y si" y las cosas medias, ya cometieron el error la primera vez que ambos siguieron su camino, ahora es momento de rectificarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tanto como increíble no sé yo...jajaja. Supongo que algún día tendría que pasar, y bueno, la primera vez creo que puede impactar más y reaccionas de forma inconsciente. No, nunca hay que quedarse con el "y si", si reaccionamos así fue por algo. Yo me esperaba algo así, me impactó pero no me lo tomo mal, ha sido natural. Muuuuaaa!!!

      Eliminar
  7. De vuelta, es que ya te echábamos de menos por aquí. ¿qué voy a decir yo que buscando información del último disco de esos grandes que hoy nos has puesto de música me encontré con una amiga de la infancia? pues que el mundo es un pañuelo, y que no existen esos finales de nunca más. Yo creo que cuando alguien no habla es porque no sabe si decir sí o no, por eso lo veo otra etapa más, para mi un final sería no y adiós. La frase de Inés resume todo: "Esto es la vida misma...". A mi igual me daría un poco de pena ver un momento así sabiendo esto, cruzaría en rojo para que chocasen, en esos casos siempre hay que bajar del coche porque escaparse está penado, jeje. Un beso Tuti, como siempre lo has contado genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no tuve nada de tiempo últimamente. Yaaaaaa... jajaja, el mundo es muy pequeño. En realidad todo en la vida son etapas a saltar. Es que Inés es muy sabia, jejeje. Pena?? ala!! qué loco que estás!!jajajaja. Gracias :) Muuua!!

      Eliminar
  8. vaya historias que tiene la vida. Los consejos pasan de unos a otros y al final no valen para mucho porque está todo dicho, tienes que escucharte a ti mismo sino nada. Cuando más tratas de olvidar más recuerdas. La vida te lleva y te trae, y hay cosas que tienen que suceder y no puede ser de otra forma, la vida las pone para que sean así. Yo no sé, salgo y me meto en su coche, aunque bueno, alguien que ni saluda después de todo también queda claro lo que quiere. Me hiciste reflexionar mucho sobre las distancias y la vida. Bikiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, cuántas veces oímos una y otra vez las mismas frases que parecen ya no decir nada. Sí, eso parece, la vida dá muchas vueltas y hay cosas que estaban esperándote que no puedes escaparte de ellas. Bueno, la primera opción me parece un tanto invasiva, jajaja. Espero que la reflexión haya sido buena. Muuuaaaa guapa!!

      Eliminar
  9. Es dificil plantearte qué hacer en una situación como esa... Pero si te quedas sin palabras en ese momento lo mejor es volver a buscar una ocasión para hablar, intentar acortar distancias y volver a viajar en el mismo coche.
    Mucha suerte!!

    Un placer pasarse por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que cuando sucede no te planteas qué hacer, simplemente habla el inconsciente. jajaja, qué linda! supongo que visto desde fuera muchos pensarían eso, pero estas ocasiones no pueden buscarse, surgió y así fue. Las primeras veces son así, porque de alguna forma nos colocan. El placer es mío por encontrarte aquí. Muuuuaaa!!

      Eliminar
  10. ¿Qué dices?!! XD Lo que faltaba! a ver, es difícil saber cómo hacer en esos casos pero hombre, no sé, saludar no está de más, no sé, yo también me paralizaría fijo. Es que esto no es poner un cartel y listo, esto es la vida real y es más complicado que todo eso, totalmente normal que os encontréis, esto no es Méjico DF para poder escabullirse entre la gente (dice Almu). Estamos Almu y yo de guardia y estábamos aquí mirando y nos quedamos flipando, jajaja. Pues si uno mira para delante yo sigo de largo, ala, cada pájaro a su árbol. Almu lo tiene claro, os bajaría las ventanillas y os cogería de la mano, jajajaja. Hablamos, okis? Un beso cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, exagerá!!jaja, tampoco es para tanto!!jajaja. Supongo que hay situaciones que evitas y evitas pero al final la vida te lleva a situaciones inesperadas y ahí pues reaccionas sin pensarlo. Muy buena Almu! jajajaja, no, no es Méjico DF, supongo que antes o después tenía que suceder. Veo que trabajáis mucho, eh??jajaja. Sí, sé de tus impulsos, jajajajaja. Hablamos pues. Muuaaa a las dos!!

      Eliminar
  11. Pues la verdad no sé qué haría... no lo sé... se me ocurre que seguir mi camino, pero seguramente en el momento reacciono de otra forma... no lo sé... aún así lo que has hecho bien hecho está... Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la sorpresa uno no puede planear, así que sale lo que sale, nunca puedes decir qué harías. No hay que pensar si está mal o está bien, si lo has hecho así es por algo. Además, eso es la naturalidad en sí misma. Muua guapa!!

      Eliminar
  12. Una pasada el texto que escribiste, muy intenso, me encantó. Yo no sé lo que hubiera hecho la verdad...supongo que quedarme paralizada... Cuenta sólamente lo que hiciste tú. Es gracioso ver cómo la vida hace que te encuentres con los capítulos que nos has cerrado, a lo mejor ese "no saludo" sí que supone un punto y final. A veces la vida no da "terceras" oportunidades para cerrar etapas... Pero como dices el mejor consejo es escucharse a uno mismo.

    Esta entrada es tremendamente reflexiva... más que de costumbre. Gracias por hacerme reflexionar. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, por tu visita, y por tus palabras con tanto cariño. Sí, es que no es algo para reflexionar qué se ha hecho o qué no se ha hecho, sino de las vueltas que dá la vida, de las casualidades, y de cómo la vida te deja cosas para decirte que nunca planees porque siempre hay algo que se escapa de tu control. Sí, quizás sí. Por supuesto, hay que escucharse, entonces te encuentras seguro.
      De nuevo, gracias a ti, de veras, sois vosotros los que ponéis vida a este sofá. Muuuaaaa!!

      Eliminar
  13. ¿Quién sabe, realmente, lo que haría en ese momento llegado el caso? Depende de ese instante, y ese instante, es imposible imaginarlo, porque está hecho de miles de instantes, que aún no han pasado, y que deben formar parte de una elección, y no otra, ésa, para que sucediera... Éso es lo que me aterra y me conmueve de la vida...

    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, esto entra dentro de lo no planeado, todo son elecciones que nos llevan a un lugar o a otro. Las cosas siempre surgen como no han sido pensadas, eso es también lo bueno de la vida, no?
      Gracias, me alegro de verte por aquí. Muuuaa!!

      Eliminar
  14. Y es que somos esclavos de las limitaciones de la comunicación, hablamos, sentimos, y nos expresamos pero no siempre somos capaces de conectar plenamente nuestras intenciones, nuestros sentimientos... cuándo un no es un sí, cuando es un no, cuando es un quizás...

    Y somos esclavos de estas cadenas que nos obligan a veces a olvidar, aunque deberíamos hacerlos sacando unas conclusiones vitales que nos permitan adaptarnos mejor en el futuro a nuevas pruebas vitales.

    Y lo mejor del caso que explicas es que nunca sabemos cuál es el siguiente capítulo del libro de la vida, si hemos obrado bien, si nos hemos equivocado si es el final de esta historia o habrá un nuevo capítulo.

    Es posible que el post no fuera por los derroteros de este comentario pero es lo que me ha "inspirado"

    Besos (ready for Boss time?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te inspire tanto y además diferente :))

      Totalmente esclavos de nuestras limitaciones, a veces no somos capaces de expresar nuestros deseos, o es que a veces incluso no sabemos ni cuáles son o hacernos cargo de ellos.

      Sí, siempre en la cuerda floja de mañana, sin saber qué pasará realmente, pero yo creo que eso es lo que nos mantiene vivos. La curiosidad por el mañana, las ganas porque mañana sea como nosotros deseamos.

      Muuuuuaaaa!!!! POR SUPUESTO!! y con muchas ganas, jeje. :))

      Eliminar
  15. Me a encantado el texto,tanto mi compañera como yo nos hemos quedado impactadas leyendolo , la verdad es que nosotras no sabríamos como actuar!!
    Un beso y muchas suerte, tienes un gran blog :)
    pd: te seguimos !!!

    http://egimma.blogspot.com aquí te dejamos el nuestro XXX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenidas!! muchas gracias, me alegra mucho ver a mis bloggers de siempre, pero también a gente nueva que viene por aquí. Me pasaré a visiratos mañana con más calma.
      Gracias guapas!! Muuuaa!!

      Eliminar
  16. Teniendo en cuenta que parece que tienen cosas que hablar, le hubiera mirado fijamente a los ojos esperando su reacción si el hubiera hecho un mal gesto le hubiera olvidado para siempre.
    Si hubiera echo el mas mínimo gesto de ganas de hablar, de alegría por verme. Le hubiera llamado o puesto en contacto con el , al rato... aprovechando la escusa de haberlo visto.
    No se dejar las cosas sin hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hay veces que no existe una cosa ni la otra. La sorpresa a veces nos deja neutros, o al menos paralizados, por lo que uno no sabe muy bien qué hacer. Yo también lo hubiese hecho en otro momento, ya lo digo, me reía pensando en mi impaciencia de antes. Cuando alguien no quiere hablar, tiene derecho a hacerlo, y hay que respetarlo. Los humanos siempre tan "sencillos"jajajaja. Muuuaa!!

      Eliminar
  17. Pienso que en ésas situaciones tan complicadas se hace lo que corresponde y no lo que se siente, porsupuesto lo que corresponde es menos problemático y todos salimos ilesos, besos ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quizás en esas situaciones mande la cabeza y no el corazón, para salir ilesos, como tú dices. Yo creo que a veces pasas por situaciones que han pasado tan rápido que no eres consciente hasta cuando han terminado. Pero eso es lo bueno de la vida, que no todo esté planeado. Bienvenida Ana. muuaa!!

      Eliminar
  18. Anónimo1/6/12 18:30

    Luuuuuuu..... que bien escrito, me gusta mucho como lo contaste. Llevo aquí un rato sin saber que pongo pero tengo que comentar porque esto está muy bien escrito. ahora entiendo que Inés estuviera toda orgullosa de salir aquí, tiene toda la razón del mundo, es la vida, además ahora está roto el hielo, ya pasó, y si os volvéis a encontrar largo es el mundo y pista. Mírame a mi con el otro, para estas cosas hay repuesto, no hay fallo. Ya podías haber ido conmigo, con lo radio patio que soy yo...... Escribes fenomenal, y las fotos y todo. Aprovecha el finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooooooo... Roci!!!qué alegría ver tu comentario!!!! qué linda!! pues nada que pensar, todo lo que se te ocurra, como cuando hablas conmigo y me dices, "te mato terremoto!!". Sí, sé que tiene razón, pero encontrarla allí al lado con sus palabras, como que me colocó. Ah! claro, la primera vez pues siempre es violenta, pero si nos volviésemos a encontrar pues nada, no será tan violento ya, mucho mejor. ¿Radio patio tú? nooooooo...jajajajajaja.
      Muchas gracias guapa. Tú también, disfruta mucho!!

      Eliminar
  19. Cuando publicaste este post, no tuve ocasión ni el placer de poder comentarlo, así que lo haré ahora, que ha llegado a mí de nuevo :)

    Supongo que en situaciones como esa, uno no sabe como reaccionar. Se paraliza, se encoge el corazón y no salen las palabras... Lo que está claro es que son instantes que nos marcan para siempre. Nadie mejor que tú misma para escucharte y aconsejarte en momentos semejantes. Pues tú sabes bien lo que sientes, lo que sentiste... Pero una cosa está clara... Esas distancias de las que hablas son la clave de todo. Si a tan pocos centímetros de él, solo pudo nacerte una leve sonrisa, y a él ni siquiera eso... es que tal vez estábais mucho más lejos de lo que creísteis, más allá de lo físico. Posiblemente surja otra oportunidad de encuentro, y en ese momento sabrás qué hacer. Si el corazón te dice "pasa de largo", probablemente tenga razón... Pero si te dice "detente", no escuches lo que la razón te diga, por más que te paralice la duda. Las oportunidades no se pueden desperdiciar ;)

    Es una modesta opinión desde el corazón... Pero de todas formas, hicieras lo que hicieras, sería lo correcto, porque así lo habrías decidido y elegido. Una opción entre varias, que la hace enormemente valiosa. :) Un abrazo muy grande guapa! Muaaa! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooo... Moni... qué linda! aquí estás :))
      Sí... hablando contigo y ahora leyendo esto pues... sí, quizás sí estábamos más lejos de lo que creíamos, han pasado casi dos meses de esta casualidad, supongo que algunas cosas hay que tomarlas desde el tiempo para verlas con otra perspectiva. Me he guardado tu consejo de antes "sigue al corazón", prometido, lo haré.
      Otro enorme, enormísimo!! Muuuuaaa preciosa!!

      Eliminar

Cuenta lo que quieras, recuerda que esto es "un sofá para hablar"...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails